Los 3 mejores remedios para los juanetes September 06 2016

Los problemas con nuestros pies pueden provocar cambios drásticos en los planes, horarios y actividades habituales del día a día. Un juanete es un problema tal que puede alterar todo el día. Además, esta enfermedad hace que nuestros pies se vean feos y el dolor puede ser tremendo. Los juanetes graves se tratan en el hospital, pero los que son más leves se pueden tratar fácilmente en el hogar. Las causas de los juanetes son zapatos de tacones altos ajustados, factores genéticos, afecciones nerviosas y también una condición anormal del hueso. Estos son los 3 mejores remedios caseros que pueden ayudarlo a curar los juanetes sin buscar ayuda médica:

  1. Aceite de oliva con masaje.

Debe calentar un poco de aceite de oliva y hacer un suave masaje en el pie. Repítelo dos veces al día durante quince minutos. Aumenta la circulación de la sangre y ayuda a evitar la hinchazón, inflamación del dedo del pie, cura el dolor y acorta el tamaño de la deformidad. El masaje se puede hacer de manera similar sin aceite. Es bien sabido que cualquier inflamación se puede eliminar con la ayuda de la terapia de masaje, por eso se considera uno de los mejores remedios caseros. El masaje también es bueno en la prevención de este problema. Asimismo, puede buscar al masajista para obtener la asistencia de un especialista.

  1. Paquete de hielo

Ponga unos cubitos de hielo en la bolsa de hielo y colóquela sobre la deformidad durante diez min. Puede hacer una torre de algodón congelada para aplicar si no se deshace de una bolsa de hielo. Repita el tratamiento varias veces durante el día. Es tan beneficioso como todas las compresas (por ejemplo, las calientes). Una bolsa de hielo es realmente útil para deshacerse de los problemas de los pies. Pero no lo aplique en el caso de otras enfermedades de los pies y si tiene diabetes.

  1. sal de Epsom

Si está interesado en un potente efecto antiinflamatorio, debe elegir la sal de Epsom. Es eficaz cuando se intenta curar un juanete, ya que reduce los síntomas (como callos y callosidades). Esto sucede debido a la gran cantidad de magnesio en la sal. Vierta agua tibia en una tina pequeña. Agrega un puñado de sal y remoja tus pies durante veinte minutos. Después de media hora sentirás el alivio. El efecto futuro es el ablandamiento de su piel, que sufría de juanetes y calzado ajustado.

Espero que estos métodos sencillos le ayuden a volver a sus actividades cotidianas y a olvidarse del dolor.

Buy Bunion Sleeve